AMOR DE HERMANOS 1

4 de la tarde, me escapé otra vez de clase de Matemáticas, no termino de entender para qué me sirven, nadie se quizo escapar conmigo porque la semana que viene tenemos parcial, pobres pajuos, a falta de planes me fui a mi casa, estaba sola, nadie llega hasta después de las 6, hacía mucho calor, me quité la camisa de liceo, abrí una cerveza, tomé uno de los cigarrillos de la caja de Antonio y me tiré cuan largo soy en mi cama, viendo hacia el techo, pensando en todo y en nada, como siempre, entretenido observando las caprichosas piruetas del humo que exhalaba antes de difuminarse en la nada, de repente se abre la puerta del cuarto, trato de ocultar el cigarrillo que tengo en la mano pero no me da tiempo.

- Que vaina carajito, fumando de nuevo?

Dijo Antonio, mi hermano mayor, con 20 años es apenas 5 mayor que yo, pero se cree todo un señor, con su típico tono de "te lo he dicho mil veces", venía de trabajar pues cargaba una franelilla blanca, la braga de bluejean, el cinturón de herramientas y además estaba todo sucio, lleno de polvo y grasa, cuanto se parecía a papá cuando estaba así, un retrato, igual de alto, igual de musculoso, bastante peludo, no como yo, por más que me ejercitaba seguía siendo un flacucho, demasiado lampiño para mi gusto y con la puta barba que no me terminaba de salir completa.

- Deja el drama hermano, es para bajar tensiones
- Bajar tensiones una mierda, ya sabes que si la vieja se entera te mata, sabes que ella no está para preocupaciones ahorita
- Si, Antonio, ajá, ya me sé el sermón de memoria, no te preocupes en repetírmelo, te prometo que yo solito me lo repito
- Rafael déjate de mariqueras, apaga esa mierda y dame acá la caja antes que mamá te la descubra
- Tranquilo que ya me lo estoy terminando, y además lo agarré de los tuyos, te lo pago luego
- No necesito que me pagues nada, si tantas ganas tienes de fumar espera a que trabajes para que te pagues tu vicio como hago yo
- Ganas no me faltan, si no he comenzado a trabajar para ver como coño me mantengo solo es porque ustedes no me han dejado

Mientras, Tony, como todo el mundo lo conoce, se iba quitando la sudada y maltrecha ropa de trabajo, el cabrón sin mucho esfuerzo estaba todo papiado, los músculos tensos y abultados, los pectorales, la espalda, los brazos y los abdominales, las piernas, las nalgas, toda vaina, y yo que me daba palizas en el gimnasio apenas podía enorgullecerme de mis tristes biceps, seguía reclamándome mientras con evidentes gestos de cansancio y dolor corporal, se quedaba sólo en interiores, esos blancos clásicos que siempre usa, luego comenzó a buscar su toalla para ir a darse una ducha, yo por mi parte me estaba cansando de oirlo, me paré de la cama para poner mi último CD de My Chemical Romance a todo volumen a ver si se callaba.

- De pana que eres bien maricón carajito, si de vago como andas de vaina y repites el año, en que carajo vas a estar trabajando?
- Seguramente en algo que me dé más plata que estar estudiando mariqueras como un pajuo, que no me van a servir para nada
- Te va a servir cuando tengas 40 años y estés limpiando parabrisas en las gasolineras, muchacho gafo
- No seas pajuo Antonio, tu te partes el culo estudiando e igual sigues trabajando de obrero, no pana yo quiero otra vaina, plata, negocios, no esta mierda que al fin y al cabo te mata como un pendejo sin haber disfrutado la vida, como se murió mi papá y como de seguro te vas a morir tú

No me dió tiempo de recapacitar en lo que había dicho, Tony se abalanzó sobre mi y me dió un cachetón que me tiró contra el armario, tirando todo lo que estaba encima, me agarró del brazo y me apretó tan fuerte que creí que me lo iba a partir, levantó la mano dirigida a golpearme de nuevo, en cuanto salí del impacto vi en su cara una expresión tan terrible, de furia, estaba completamente rojo, con los ojos aguados, las venas del cuello y de la frente abultadas, pero sobre todo de dolor y de mucha decepción, no pudo pronunciar otra palabra, me soltó empujándome contra el armario y salió del cuarto lanzando la puerta tan duro que hasta los vidrios de la ventana del cuarto retumbaron, yo estaba en shock, nunca había visto a mi hermano tan iracundo, nunca me había puesto una mano encima, aún temblando por la situación y por el dolor que me hacía palpitar toda la cabeza, me vi en el espejo, tenía toda su mano marcada en mi mejilla izquierda y un poco de sangre se colaba entre  la comisura de mis labios, no pude más que ponerme a llorar, de rabia, de dolor, de impotencia, me puse un suéter, una gorra y salí del apartamento, no tenía porqué permanecer en un sitio donde me maltrataban, por un momento pensé ir a la policía a denunciarlo por agresión a menores, ya quería verlo preso para ver si era tan macho, luego pensé que no podría someter a mi mamá a ese dolor luego de lo que había pasado, así que sin saber muy bien hacia donde ir, decidí bajar hasta el parquecito de nuestro edificio, me monté sobre el árbol en que lo hacía cuando era niño y allí me quedé hasta que oscureció.

Me llamo Rafael, pero me dicen Rafa, vivo con mi mamá, mi hermano Antonio, mi hermana Adriana, que tiene 18 y yo, que soy el menor de la casa, Julián y María Eugenia son nuestros hermanos mayores, tienen 25 años, son morochos, ambos se graduaron en la universidad, él de Administrador y ella de Médico, y se independizaron, cada uno se casó y ahora tienen sus familias, aunque siguen siendo muy cercanos a la casa, incluso contribuyen económicamente, sobre todo después que papá murió hace 6 meses, él nació en Líbano, pero los abuelos emigraron con él a Venezuela cuando tenía 4 años, él trabajó en la construcción toda su vida, desde albañil y obrero, hasta que se estableció como Maestro de Obras de una constructora, donde finalmente tuvo un accidente, se soltó una viga de acero de una grúa, le cayó encima y lo mató, mi mamá es del interior del país, conoció a papá cuando él todavía adolescente trabajaba como camionero y hacía encomiendas hacia su pueblo, siempre le ha gustado cocinar, y ahora es una repostera bastante conocida y tiene un negocio donde vende sus postres al detal y por encargo, retomando, mis padres luego de recorrer varios sitios del país se vinieron a Caracas, donde como toda la población venida del campo a probar suerte, hicieron vida en uno de los barrios marginales de los cerros de la capital, con trabajo y mucho esfuerzo lograron salir de allí y comprar un apartamento en una zona popular de Caracas, por medio de créditos del estado y con la ayuda de los partidos políticos en los que militaban en ese tiempo, así pudieron venirse con mis hermanos a la ciudad, a "tierra firme", así crecimos mis hermanos y yo, los morochos pasaron más trabajo, y yo que soy el que ha pasado menos, pudiendo acceder a ciertos lujos, todos mis hermanos han trabajado desde adolescentes, pues nuestros padres nos inculcaron una pasión por el esfuerzo, y ya se graduaron o ahora estudian en la universidad, solo yo he roto el molde, mal estudiante, vago, solitario, tímido, aislado, aún a mi edad no he tenido ninguna novia formal, mis amigos son "extraños", mi look emo les incomoda, en realidad no me importa mucho el resto de la gente, no tengo idea de quién soy ni qué coño quiero para mi vida, en realidad tampoco estoy seguro si me gustan las mujeres, aunque nunca he hecho nada con nadie, fantaseo mucho con varios de mis compañeros de clase y hasta me he masturbado pensando en ellos, también busco mucha pornografía gay en internet y hetero también de vez en cuando, pero en realidad no sé, no me atrevería a decir que soy gay, quizás solo estoy confundido; bueno, que puedo decir, supongo que toda familia tiene que calarse su oveja negra.

Y así vivimos, sin muchos lujos pero tampoco con necesidades, como muchas de las familias trabajadoras de este país, mi hermana Adriana estudia Profesorado en Inglés y Francés de noche y de día trabaja en un McDonald's, Antonio ha trabajado como electricista desde que tenía 14 años, aprendió el oficio de mi padre y de mi tío, y aunque ahora estudia Ingeniería Eléctrica en la universidad sigue aceptando trabajos a domicilio en las tardes y los fines de semana, a veces trabaja para la junta de condominio de nuestro edificio, además es el mejor de su clase, preparador de Matemática desde el primer año y capitán de la selección de rugby, todo perfección pues, además es muy atractivo, todo un galán con las mujeres y se la pasa rodeado de amigos, para completar; especialmente desde que murió papá se convirtió en el hombre de la casa, trabaja más para ayudar a mamá a mantenernos a mi hermana y a mi, incluso últimamente ha salido con el carro a hacer de taxi por las noches varias veces a la semana, está pendiente de mis notas en el liceo, de ir a las reuniones y esas cosas, es todo un fastidio, como si no tuviera yo suficiente con la muerte de mi padre para ahora tener un sustituto barato, y uno además al que nunca voy a alcanzar, con el que siempre voy a ser comparado, del cual siempre voy a estar a la sombra, yo en verdad lo amo con toda mi alma y sé que él me adora, de hecho siempre me dice cómplicemente que es a mi a quién más quiere, pero en verdad no lo soporto, no soporto que pueda aguantar tanto, que nunca flaquee, que no se derrumbe, que aún dentro del caos que nos generó la muerte de papá él siempre esté incólume, sin jamás soltar una sola lágrima delante de nadie, a veces creo que no le importó lo que pasó, a veces siento que se está robando el puesto que fue y siempre será de mi papá.

Cuando regresé a la casa ya eran las 10 de la noche, mis hermanos estaban cenando en la mesa, Antonio me vio muy serio y siguió comiendo, mi hermana me reclamó por llegar tan tarde sin avisar, me dijo que mamá estaba algo preocupada pero que se había quedado dormida, que fuera a avisarle que había llegado, luego de decirle a Adriana que dejara el drama fui al cuarto de mamá, ella se despertó, le dije que no me había dado cuenta de la hora y que mi celular se había descargado, le di un beso en la frente y me fui al cuarto, allí me quité la ropa, me quedé en ropa interior como me gusta dormir y me subí a mi cama, Adriana me preguntó si iba a comer y le dije que no, rato después entró Antonio, sin decir nada se quitó la bermuda que llevaba y quedándose en interiores se acostó en su cama, la parte de abajo de la litera, pero de esas que son tipo matrimonial, yo podía verlo de reojo, no estaba dormido, pero no iba a ser yo quién le hablara, él tenía que disculparse por golpearme tan brutalmente, cuando vi que se puso los audífonos de su iPod me bajé de la cama especialmente para molestarlo y fingí ir al baño, al regresar él seguía allí en su cama, con los brazos tras la nuca, oyendo música y sin siquiera simular que estaba dormido, me veía directamente a los ojos sin decir nada, yo le evité la mirada y me subí de nuevo a mi cama, así, bastante molesto, me quedé dormido.

Toda esa semana estuvimos serios, sin hablar más de lo necesario, en verdad me molestaba que no se sintiera culpable, me veía como si fuera yo el que tenía que disculparse, esa noche estuvo haciendo de taxi todas las noches, no se si era que quería verme la menor cantidad de tiempo posible pues siempre que llegaba ya yo estaba dormido, finalmente el viernes, me quedé esperándolo despierto pues hacía un mes él me había prometido que me daría el dinero para que comprara la entrada al concierto de Deftones en pre-venta, esos panas nunca había venido a Venezuela y esta sería una oportunidad única en mi vida, además que todos mis amigos ya habían conseguido la plata, así que estuve hasta las 2 de la madrugada.

- Buenas noches Tony
- Buenas noches Rafael
- Que tal cómo te fue?
- Bastante bien, lo normal
- Ah, mucho trabajo...
- Si, lo de siempre... ajá, comienza, qué quieres?, toda esta amabilidad me sorprende
- Bueno, es que... bueno, recuerdas que me prometiste que para esta semana me darías el dinero para la entrada del concierto, ese que te dije?
- Ah, sí creo recordar algo de eso, y también creo recordar que el trato era que mejorarías tus notas y que no te fugaras más de clase, pero no fue eso exactamente lo que me dijo tu profesor supervisor cuando me llamó esta mañana...
- Que!, él viejo ese!, no Tony, he ido más a clase, en serio, y hasta he estudiado y todo, lo que pasa es que el viejo ese la tiene agarrada conmigo, aún cuando me porto bien siempre todo le parece mal, anda Tony por favor, es el concierto de mi vida pana...
- Sabes Rafael, no puedo creer que seas tan cínico, te estás muriendo por ir a un puto concierto de mierda cuando estás a punto de repetir el año, qué carajo te pasa carajito?, si no te preocupas por ti, preocúpate por mamá, por Julián, Adriana, no sé por quién quieras, pero madura vale...
- Ya vas a comenzar con tu mierda Tony, todos mis amigos ya tienen el dinero, tú me lo prometiste... voy a quedar como un completo idiota por tu culpa, es más, deberías agradecerme por no haberle contado a todo el mundo como me golpeaste, deberías darme ese dinero y más como disculpa...
- Realmente se te zafó un tornillo, si te metí tu coñazo fue porque te lo merecías, ya estoy harto que todo tu mundo gire sobre tí mismo, que no te importe un coño lo que los demás nos esforzamos
- Me sabe a mierda lo que se esfuerzan, igual todos siguen siendo unos pata en el suelo, lo único que quiero es ir a un mísero concierto y ni eso pueden dármelo, sabes jódete, no me des una mierda cabrón, no sabes cuánto te odio en este momento... a mi... a mi me... a mi me daría igual si te murieras

De nuevo no medí lo que decía, estaba tan enervado, por un momento temí que Tony reaccionara de la misma forma que la vez anterior, pero esta vez quizás me dolió más, sólo se quedó estático viéndome, sus ojos se aguaron y fingiendo normalidad, me dijo en el tono más calmado posible

- Amén Rafa, ojalá que cuando me muera, hayas madurado lo suficiente como para poder defenderte solo en el mundo, o que por lo menos encuentres a alguien que se preocupe por ti tanto como yo

En ese momento seguía muy arrecho, no recapacité en mis acciones, sin embargo algo en mi hubiera preferido que me diera la paliza de mi vida antes de que me dijera esas palabras, él se acostó a dormir, sin quitarse la ropa, yo me monté en mi cama, un nudo en la garganta apenas me dejaba respirar y muy silenciosamente varias lágrimas comenzaron a empapar mi almohada.

Cuando me desperté él ya no estaba, después del sueño se despertó la culpa, me sentía terrible por haberle dicho esas cosas, que en realidad no tienen nada que ver con mi amor hacia él, pensé varias veces en llamarlo o mandarle un mensaje pero no pude, mi orgullo no me dejaba, decidí dejar de pensar en eso y dejar que las cosas tomaran su curso, me fui junto a unos amigos a ayudarlos a vender unas cosas en la casa de uno de ellos, yo también iba a vender varias cosas mías que ya no usaba mucho, todo el día estuve pendiente de eso, hasta se me había olvidado Antonio y lo que había pasado, así fue hasta que saqué mi teléfono del bolso para ver la hora, eran las 8 de la noche, vi que tenía 24 llamadas perdidas, eso me sorprendió escuché los mensajes de voz, eran mi mamá y mis hermanos, todos me habían llamado varias veces para avisarme que Antonio había tenido un accidente mientras trabajaba y que estaba en el hospital donde trabajaba Maru, eso me descompuso por completo, temí lo peor, que pudiera morir como le pasó a mi papá, y que lo hiciera creyendo que yo lo odiaba, me sentí tan culpable que no pude evitar comenzar a llorar, sin explicar nada salí de casa de mi amigo, tomé un taxi y me fui hasta el hospital.

Al llegar la hora de visita obviamente había terminado, pedí hablar con mi hermana Maru que es residente allí, ella me dijo que Tony estaba bien, que mientras estaba haciendo unas instalaciones para un trabajo que tenía, alguien por descuido encendió el transformador y él no llevaba los guantes, recibió una descarga eléctrica que lo noqueó, afortunadamente estaba montado en un banco y al caerse se despegó de los cables, estaba bien, sólo tenía varias contracciones musculares y quemaduras leves en las manos, igual le pedí que me dejara verlo, ella accedió, me llevó a su sala, él estaba dormido o eso parecía, tenía las manos vendadas y varias ventosas colocadas en el pecho, también una vía conectada a la muñeca, estaba sin camisa y arropado hasta la cintura, me acerqué a él, comencé a llorar al verlo así, sólo pensaba que yo había deseado que le pasara eso sólo unas horas antes, no sabría que iba a hacer si se hubiera muerto, hubiera preferido morirme yo también, lo tomé de la mano y en ese momento despertó.

- Hola Rafa
- Tony... Tony que bueno que estás bien, yo.. pues yo quería disculparme por lo que te dije anoche, fui un estúpido...
- Tranquilo Rafa, entiendo que estabas molesto
- No Tony no es sólo eso, todo este tiempo he venido siendo un imbécil, no sé, son muchas cosas, desde que murió papá estoy peor, siento que si alguien tan bueno y tan honesto como él pudo morir de esa forma, yo, pues yo no tengo nada que hacer aquí, mi mamá y todos ustedes se han esforzado tanto para tener lo que tienen y para que yo tenga lo que tengo, y siento que no hago nada, que no sirvo para nada..
- Rafa eso no es así..
- Yo sé, bueno, no sé, en verdad no sé nada, no sé quién soy, no sé qué quiero, todos ustedes a mi edad ya estaban claros y trabajaban para lograr algo, yo.. bueno yo soy una vergüenza para la familia...
- Rafa no sigas diciendo esas cosas, mírame y óyeme bien, comprendo como te sientes, a tu edad todas las personas sentimos lo mismo, que los muchachos y yo ya estuviéramos trabajando a tu edad no significa que somos mejores que tú, eran las condiciones de ese momento, nadie te está exigiendo nada, nuestros padres hubieran querido criarnos a todos como lo hicieron contigo pero no fue posible y tú no tienes que sentirte culpable por eso, y aunque no lo creas todos estamos orgullosos de ti, a pesar de que te va mal en el colegio todos estamos seguros que eres muy inteligente y que puedes llegar a hacer cualquier cosa, todos te amamos, yo te amo como a nada en el mundo, ya te lo he dicho antes, eres todo para mi y por eso nunca me voy a cansar de tratar de que salgas adelante, que a ti te haya afectado tanto la muerte de papá es natural, y que a mi parezca que no me ha afectado tampoco está bien, yo he sufrido mucho y hoy me di cuenta que por no elaborar mi dolor, por querer ser perfecto me pasó lo que me pasó, he estado tomando demasiadas responsabilidades y exponiéndome sin necesidad, es que sentí que se lo debía a papá, quería mantenerlo vivo en cierta forma dentro de mi

En ese momento lo abracé y lloré como nunca lo había hecho, él se incorporó un poco más en la cama y también me abrazó, por primera vez en muchos años lo vi llorando como un niñito, ese momento fue hermoso, lo comprendí como nunca antes lo hice y me sentí comprendido también, ahí me di cuenta de cuanto lo amaba y lo admiraba, y de cuanto me amaba él a mi como para soportar todo lo que yo estaba haciendo, yo que creí que después de que murió papá había quedado imposibilitado para amar, me di cuenta que amaba a Antonio como a nadie, avasalladoramente, esa sensación comenzó a asustarme, en nuestra familia nunca se han fomentado esos machismos ridículos con respecto al cariño entre hombres, pero esto iba más allá, allí entre sus fuertes brazos que me hacían sentir tan seguro, comenzaron a surgir en mi unas ganas que no conocía, que no reconocía como propias ni tampoco como ajenas, unas ganas incontenibles de besarlo, de acariciarlo, de retribuírle con todo mi ser toda su preocupación y todo su esfuerzo, esas ideas comenzaron a bombardear mi mente, me asusté mucho, me separé de él y le dije que era hora de irme, que vendría en la mañana para llevarlo a la casa, le di un beso en la frente y me fui, me despedí de Maru que me abrazó seguramente para consolarme por mis ojos obviamente acabados de derramarse en lágrimas y así, muy confundido, tomé rumbo hacia mi casa, tratando de desterrar de mi cabeza esas absurdas sensaciones con respecto a Antonio, a mi amado hermano, no, él no podía ser, era una insensatez, un sin-sentido, y por encima de todo, estaba prohibido.

Continuará...

  

 

¡¡ SEXO EN DIRECTO !!

Aquí podrás ver cientos de videos y chat en directo con nuestros chicos, y programas de sexo en total EXCLUSIVA en total ANONIMATO y sin Tarjeta de Crédito.... 

ENTRAR

 

 

 

Series de Fotografías

Pincha las series que mas te gusten
GRANDES PENES
SEXO ANAL
GAY AMATEUR
FOTOS ARTÍSTICAS
CHICOS ASIÁTICOS
CARTOONS GAY
CHICOS CACHAS
CHICOS DE COLOR 
PAREJAS GAY
CHICOS EN EXTERIORES
HOMBRES GUAPOS
JOVENES
MODELOS JOVENES
SEXO ORAL
SADO GAY
TRIOS Y ORGIAS GAY
CHICOS DE UNIFORME
MASTURBACION GAY
 

WEBS AMIGAS

 
 
 
 
 

CONECTAR

OTRAS SECCIONES
* RELATOS EROTICOS
* JUEGOS EROTICOS
* HOROSCOPO
* BROMAS
 
 

VOLVER A FOTOS GAY